Noticias

Te mantenemos informado del sector inmobiliario, diseño de interiores y decoración

Cómo decorar con éxito una habitación infantil

decoración habitación infantil

Cuando llega la hora de decorar una habitación infantil son muchas las ideas que tenemos, muchas dependen del presupuesto que tenemos. Aquí os vamos a dar unos consejos para que logréis un ambiente agradable y a la vez útil y divertido para los pequeños.

Últimas tendencias en decoración infantil

Cada vez es mas tendencia el huir del rosa para niña y el azul para niño. Lo que se lleva son las habitaciones infantiles unisex, habitaciones neutras, que no quiere decir aburridas, ideales tanto para niños como para niñas. Esto es más efectivo a la larga ya que cuando los niños crecen y entran en la adolescencia es más fácil modificar su habitación sin gastar grandes sumas de dinero.

Son los pequeños detalles los que aportan originalidad, papeles pintados, accesorios curiosos y colores poco utilizados que tienen mucho para ofrecer, podéis decorar la habitación de los peques, incluso si niño y niña comparten habitación.

 

El color

A los niños les encanta el colorido y la variedad de formas y dibujos. Estos elementos que se pueden combinar en la decoración de su habitación. Pero hay que tratar de que la estancia no se convierta en un caos de colores y objetos, pues también es necesario que los pequeños puedan relajarse en ella y estar tranquilos.

A la hora de decorar su habitación deberías elegir máximo tres colores que combinen bien. Intenta formular distintas combinaciones de objetos con esos tonos, verás como le impregna armonía, pero también un ambiente muy personal y exclusivo.

El gris, una apuesta segura

Es un color súper agradecido para la decoración del cuarto de los peques, y nada triste si lo combinas con colores vivos y alegres como el rojo, el naranja, el verde o el morado.

   

Usar lunares o rayas en las paredes

Los papeles pintados con rayas, tanto verticales como verticales, dan muchísimo juego. Aportan un efecto visual muy bonito y se llevan mayor parte del protagonismo.

Pero no sólo en paredes, también en alfombras o textiles combinan a la perfección con otros estampados. No tengáis miedo de mezclar rayas con cuadros o flores.

Poner pizarra en un espacio amplio de una pared.

Así podrá pintar y dibujar allí con tizas de colores y se limpia fácilmente con un paño. Puedes desde pintar un trozo de pared a hacer tu mismo la pizarra con un madera y pintura.

Si no tienes espacio en la pared, siempre puedes pintar la puerta de la habitación o las del armario con pintura de pizarra. Es una buena solución.

 

Colocar vinilos o pintar un mural en la pared.

Hay mucha variedad de vinilos, se ponen de forma sencilla y quedan muy bien. Además, se pueden quitar sin problemas cuando ya no se quieran ahí.

Si lo que quieres es algo más personal y artístico siempre puedes pintar un pequeño mural en una pared.

Hacer collages con sus fotos y dibujos y colgarlos.

Se pueden hacer montajes muy divertidos usando imágenes suyas, con sus amigos y con la familia, dibujos, cartulina, cartón, etc. Una vez plastificados, se cuelgan en la pared o en el techo. Además, el niño puede participar en su creación y pasarlo en grande.

Zona de almacenaje.

Guardar los juguetes en cajas divertidas, cubos o sacos coloridos, algo que ayudará a decorar la habitación a la vez que fomenta el orden dentro del juego.

 

Reservar un espacio para el juego.

A los niños les encanta jugar en el suelo, donde pueden esparcir los juguetes a su alrededor. Por ello, lo mejor es colocar una alfombra o colchoneta fina, que no se deslice, y que se pueda limpiar.

 

Poner un espejo a su altura.

A la mayoría de los niños les encanta disfrazarse y pintarse la cara. ¡Y tienen que ver cómo les queda! Se puede disponer de un baúl o caja de disfraces con diversos complementos como pelucas, sombreros, bigotes, gafas, etc.

Crear una zona de estudios y de lectura.

A la hora de elegir el lugar de la zona de estudios, piensa en la ubicación más luminosa, pero recuerda que si tienes que colocar un ordenador, la parte trasera del mismo no ha de coincidir con la entrada de luz, pues eso a la larga provoca muchos problemas con la visión.

La zona de estudios y de lectura no tiene por que ser la misma, si tenemos espacio podemos incorporar una zona de lectura más relajada y otra con escritorio para hacer su tareas.

Si deseamos que los más pequeños lean hay dos cosas fundamentales que debemos ofrecerles: la primera e indispensable son los libros (importante que sean siempre apropiados para cada edad), y la segunda será un espacio para leer.

    

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − ocho =