Noticias

Te mantenemos informado del sector inmobiliario, diseño de interiores y decoración

REVISIÓN DEL CATASTRO EN 2018

catastro

SUBE EL IBI EN 1.296 MUNICIPIOS Y BAJA EN 535

  • Los valores del catastro en 2018 se incrementarán en 1.296 localidades mientras que se reducirán en otras 535.


Los contribuyentes de 1.296 municipios pagarán más por el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) en 2018, mientras que abonarán menos en otras 574 localidades.

Es la consecuencia indirecta de la actualización del catastro que aprobó el viernes el Consejo de Ministros para un total de 1.830 ciudades y pueblos.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó este sábado las tablas de los coeficientes de actualización sobre los que se ajustará la valoración de los bienes.

Hay que tener en cuenta que el IBI, un gravamen que pagan los propietarios de viviendas, locales y terrenos, es un tributo de ámbito municipal.

Esta actualización no implica que varíe el tipo del impuesto -que es de carácter municipal y que lo fija cada ayuntamiento-, pero sí lo hace la valoración del inmueble, que es la base imponible sobre la que se aplica.

Al modificarse la valoración del inmueble sobre la que se aplica el impuesto se derivan cambios en la base imponible. Es decir, si el valor catastral de un inmueble se eleva, automáticamente lo hace su tributación aunque el tipo impositivo siga igual.

La actualización del catastro es una reclamación de los propios ayuntamientos. En algunos casos supone la revisión de valoraciones que no se habían modificado desde los años ochenta. El año pasado la medida ya afectó a casi 2.500 municipios, de los cuales 1.900 tuvo un impacto al alza.

Precisamente el tiempo transcurrido desde la última actualización es el que indica qué municipios tienen que revalorizar al alza y cuáles a la baja los inmuebles y en qué cuantía.

En el caso de las localidades afectadas de cara a 2018, el alza dependerá de cuándo fue la última vez que se actualizó el inmueble.

Solo 534 municipios verán reducido el valor de sus inmuebles

De los 1.296 municipios, aquellos que revisaron por última vez el catastro antes de 2004 verán incrementada la valoración de las viviendas, con un coeficiente que varía entre el 1,08 para los anteriores a 1991 y del 1,03 para los que lo hicieron entre 2001 y 2003.

Un inmueble valorado en 1985 en 100.000 euros pasará ahora a constar en el catastro 108.000 euros y este será el importe sobre el que se aplique el tipo del IBI.

Entre las capitales de provincia, Valencia (un 4% aumentarán sus valores catastrales), Granada (un 4%), Cádiz (5%), Huelva (4%), Badajoz (5%), Logroño (4%), Huesca (3%) o Teruel (5%) recogerán subidas de sus valores.  Si los ayuntamientos no han modificado los tipos de IBI o plusvalía municipal, ello se trasladará en incrementos de estos impuestos para sus vecinos. Por lo contrario, los valores de Lérida se reducirán un 4%..

En el caso de los 534 municipios que actualizaron por última vez el catastro entre 2005 y 2012, en plena burbuja inmobiliaria, verán ahora reducido el valor de los inmuebles. Este es el caso de Vila-real, Castellón o Benicasim.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 + catorce =